Seguidores

Google+ Followers

jueves, 20 de febrero de 2014

Guarauguta

Guarauguta es un ejemplo de decisión y perseverancia. Disciplinado, astuto, habilidoso...Había hecho un verdadero culto de la causa de la defensa. Su fe en la victoria era constante, sincera y definida. Siempre pensó que con disciplina, valor y conciencia de mando era fácil obtener un triunfo total sobre las armas de los conquistadores. Era calificado como el “personero” del gesto viril y decidido frente al invasor ambicioso y despiadado. Su nombre era conocido en la amplitud de la costa, en los bosques abruptos, en las cumbres de la serranía o en el poblado indígena más lejano. Y no solo conocido, sino respetado. A su sola mención se movían voluntades y adictos. Se tenía confianza en su pericia y empuje. Su entusiasmo increíble y su conducta prudente. El nombre de Guarauguta llegaba como leyenda incluso a las lejanas tierras Incas.

Guarauguta defendía las encrucijadas de Catia (actual noroeste de Caracas), entonces un sitio de importancia estratégica, tanto para indios, como para conquistadores. Una tierra que defendía desde hacía muchos años, incluso antes de que Francisco Fajardo pasara por estos parajes camino a El Collado. Siempre guerrero, realizaba viajes por su extenso dominio, incitando a los demás jefes a permanecer alertas y decididos en sus empeños marciales.

El momento histórico: Fajardo había pasado en dirección poniente los territorios de Guarauguta, para enfrentar al Tirano Aguirre, que iba camino de Barquisimeto (280 kms al oeste de Caracas). Desde España, llegaban por Catia Diego García de Paredes y el General Gutiérrez de la Peña, prestigiosos entonces por haber sometidos a los Cuicas, tribu del oeste venezolano, no con poca batalla, rumbo a Borburata, no solo para enfrentar a Aguirre, sino para acabar con  la resistencia india del centro de Venezuela.

Guarauguta seleccionó tropas, organizó “contactos” e hizo acopio de flechas, macanas, y otros elementos de guerra. En poco tiempo contaba con un ejercito numeroso y acondicionado.

Desde la Península, García de Paredes aportaba armas de calidad y un contingente de infantes, más de 200 hombres le acompañan. La noticia de la muerte de Aguirre, le hace cambiar de planes...Se queda más tiempo en Catia. Le subyuga la idea de acabar con la resistencia india de la zona.



Guarauguta observa. El conocimiento del área le hace tener ventaja. Atacó por varios puntos a los españoles, concentrando sus refuerzos en los flancos. En un principio, García pensó que solo con resistir la acometida, bastaría, pero las horas pasaban y el empuje del ejercito indio no remitía. Cargaba de frente, en un intento de envolver a los hispanos por la retaguardia. La situación se mantuvo sin cambios durante las horas. Entrada la noche, al ver que no se alteraba el rumbo de la batalla, Guarauguta decide atacar con 20 hombres el campamento donde se encontraban los jefes y enfrentarse con ellos.

La pelea es cuerpo a cuerpo, al ingresar en el campamento. Se vio cara a cara con García de Paredes. Lucharon como si de un torneo se tratara...La pelea se decantó por el cacique, que mató a García de Paredes, el mismo que había destruido a los Cuicas de Trujillo (Venezuela)...Los españoles huyeron, derrotados...

No hay otras noticias sobre Guarauguta salvo esta crónica escrita por un misionero que acompañaba la expedición de García de Paredes. Algunas referencias indican que era Catía (el cacique) y Guarauguta eran el mismo. Es poco probable que el cacique enfrentara a Diego de Paredes, porque no pudo desembarcar en Catia por unas fiebres de origen disentérico. Lo más probable es que se haya enfrentado al segundo al mando.

De todas formas, estas historias, siempre se pierden en la noche de los tiempos.

Hasta aquí puedo contar

Las imágenes son de la red.

4 comentarios:

Marcos dijo...

Desde sus orígenes, España ha sido invadida por toda clase de culturas.
La defensa contra el invasor, siempre ha dado personajes extraordinarios, creo que no puede haber mayor motivación para crecerse.

Katy Sánchez dijo...

No hay documentación y la mayor´´ia son leyendas. Pero las leyendas magnificadas esconden parte de verdad.
Todos esos guerreros eran valientes eso sin duda.
Bss

Diana de Méridor dijo...

Lástima no poder saber a ciencia cierta qué es lo que pasó en tantos casos, pero igualmente los documentos aportan ese encanto especial que tienen las historias legendarias.

Feliz fin de semana, monsieur

Bisous

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Las versiones sobre estos hechos son contradictorias, muchas veces influidas por leyendas que se pierden en el tiempo. Si parece que García de Paredes murió allí, por allí anduvo después de guerrear por Europa el que llamaban por su forrtaleza el "Sansón de Extremadura".

Hacía unas semanas que no venía por aquí. las vibraciones de la pantalla, que ya comenté no me dejaban leer bien y me costaba mucho. Parecen haber desaparecido.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...