Seguidores

Google+ Followers

jueves, 27 de octubre de 2011

Cuestión de Olores...


Mientras en la orilla occidental del atlántico, Tiuna ofrecía resistencia a los invasores, en Londres una epidemia de las muchas que la ciudad tuvo en el medioevo, en este caso hacía el final de la era, hacia estragos, sobretodo en la poblacion masculina.

El mismo alcalde de la ciudad, murió de forma repentina: Una fiebre de inicio subito con cefalea, dolores musculares y articulares, postración...y una sudoración excesiva... 

En 1485, la guerra de las rosas se decantó a favor de la Casa Lancanster. Enrique VII se coronó rey de Inglaterra, consolidando la monarquía absoluta.

Ese mismo año se comenzaron a identificar casos de pacientes con los síntomas de los que murió el alcalde de la ciudad. La sudoración excesiva era el síntoma más llamativo, sobretodo en una sociedad donde los olores corporales no eran dismulados...de forma suficiente. Lo más llamativo de la enfermedad es que afectaba a los varones en mayor proporción que a las mujeres.

Era cíclica esta enfermedad. Aparecía en verano, desapareciendo en otoño. En algunos casos había hemorragias nasales y convulsiones. Era rápida: Los síntomas duraban unas 12 horas aproximadamente. Si se superaban las 24 horas, habitualmente sobrevivían a la enfermedad

Las malas lenguas londinenses culparon al Rey Enrique VII, a su corte y a sus huestes, traer la enfermedad hasta la Ciudad. Como la sudoración era el síntoma más característico, se comenzó a llamar Sudor inglés.


El primer brote de la enfermedad surgió a finales de la guerra de las rosas, probablemente llevada por los mercernarios franceses de Enrique VII, que adicionalmente eran inmunes a ella. Afectó a ricos y pobres. Esa afectación a los ricos, hizo que la epidemia se estudiara con particular interes.  

Jonh Caius y Euricius Cordus fueron los médicos que más investigaciones hicieron sobre la enfermedad. Caius estudió sobretodo la epidemia de 1528, considerando que la causa posiblemente se debía a malos hábitos higienicos (una higiene que tampoco seguía el médico inglés).

El primer brote en Londres, refiere la historia, se inició el 28 de agosto de 1485, cuando Enrique VII entró en la ciudad. Las puertas de las murallas de Londres, se cerrarían nuevamente en 1502, 1507, 1517, 1528 y 1551. Habitualmente la epidemia empezaba en julio y duraba hasta octubre. Solo en 3 oportunidades estuvo sobre 9 meses asolando la población de la capital inglesa.

No hay registro real de los muertos producidos por la enfermedad. Se consideran los brotes de 1528 y 1551 como los peores y los que más mortalidad produjeron, pero no hay cifras. Algunos refieren que la epidemia de 1551, produjo entre 3000 a 5000 muertes. Otros la aumentan hasta tres veces esa cantidad.

Así como vino, la enfermedad se fue. Hubo una epidemia europea, que partió justamente desde Londres, pero esa es harina de otro costal. No se identificaron más casos del sudor inglés desde 1578, al menos en el Reino Unido.

Desde la lejanía, en el tiempo actual se hacen conjeturas sobre cual pudo haber sido la causa de la enfermedad. Hay opiniones que varían entre si fue una variante de la gripe, la fiebre reincidente producida por pulgas y piojos, de la cual hablaremos en otra oportunidad (si, en Londres hubo una epidemia de fiebre producida por pulgas) hasta infecciones producidas por hantavirus. Este virus es transmitido por las ratas y ratones del campo. En una sociedad no muy limpia....

Hasta aquí puedo contar

Las imágenes son de la red

La primera es de un hospital inglés del medievo. La última el supuesto culpable del sudor inglés: Enrique VII

7 comentarios:

AƒяođiTส dijo...

En el libro un Mundo sin fin, de Ken Follet, se habla bastante de una de estas epidemias, creo que fue la de las pulgas, pero en una epoca en que el medico no podia ni ver desnudo al paciente, era comop forzado, diagnosticar y menos aun curar... Uffff mi Doc, que buena entrada.

Besos..!!!

Juan dijo...

En esos años, desde tiempos remotos hasta inicios del siglo XIX, eran normales las epidemias de todo tipo. Eran especialmente mortíferas como las de la temida Peste Negra, como la de 1348 o las del siglo XVII en especial, que segaban muchas vidas. El hambre y la debilidad les hacía caer en esas enfermedades, sumado a la falta de higiene. Eran las terribles crisis demográficas que "equilibraban" trágicamente el desnivel entre población y recursos. Hasta la Revolución Industrial no hay una vida digna en ninguna parte del mundo.
Saludos.

C.G. Aparicio dijo...

Me ha venido a la cabeza, el leer lo de los malos olores corporales que caracterizaban estas épocas, debido a la falta de higiene, la costumbre que se comenzó a imponer entre las mujeres que se casaban y que debían estar bellas y limpias el día de su boda: llevar consigo un ramo de flores que aliviara el fuerte olor corporal que desprendían. Y de ahí... ¡¡hasta hoy!! ¡¡no se ha perdido la tradición, y eso que de perfumes vamos bien servidos!!

Un saludo!

La Dame Masquée dijo...

Una enfermedad terrible y que sigue siendo muy misteriosa, ya que al parecer nunca se ha descubierto de qué se trataba en realidad. En cualquier caso, los síntomas parecen francamente desagradables, así que me alegra que al menos nos hayamos librado de eso.

Feliz puente, monsieur

Bisous

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Pues que misterioso es todo. Sea lo que fuere el caso es que los ingleses no se iban a librar de tener un mal con su apellido, como franceses y españoles ya los tenían. Un abrazo Doc.

Katy dijo...

El caso es que las epidemias diezmaban las poblaciones y luego nadie se acordaba de ellas hasta la próxima. Hoy tenemos las doferentes gripres, porcina, de pollo, vacas locas, pero la verdad que son casos aislados.
Aprovecho este comentario para dejarte un regalo en este blog y no es una epidemia:)
Y junto con el premio, el testigo y mi deseo es que aceptes el reto:)
Lo tienes en mi blog de regalos Bss y feliz puente Marqués

http://katy-agradeciendoregalos.blogspot.com/2011/10/premio-de-maricari-con-reglas.html

Manuel dijo...

Hola Gente:

Las epidemias en la edad media fueron frecuentes básicamente por la disposición de excretas que era prácticamente nula.

Esto y la asociación enfermedad-castigo de Dios hace aún más difícil la investigación.

Gracias Katy por el premio

Saludos a todos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...