Seguidores

Google+ Followers

jueves, 9 de febrero de 2012

Chacao


Recuerden que la historia la escriben los vencedores...
Sin embargo, si el vencedor es valiente, contará la historia como fue y no cómo hubiese querido que fuese...
Chacao (arena, en caribe) fue un cacique que siempre pensó que primero los débiles (a su pensamiento, los débiles eran los niños y en menor medida las mujeres). 

Su dominio se extendía por el territorio que lleva su nombre (municipio Chacao del Estado Miranda. Forma parte del actual distrito capital), aunque algunas referencias lo extienden hasta  Los Teques (Capital del Estado Miranda).
Su jefatura la ejerció con gran sentido democrático, respetuoso de las tradiciones de su tribu.
Su estatura y desarrollado cuerpo, hizo que algunos soldados españoles le llamaran el Hércules Americano. Y parece ser que la designasión física estaba en lo cierto. 
Chacao defendió con bravura su teque. Sin embargo, eso no le impidió intentar dialogar con los conquistadores. Pero al final, se volvía a la batalla, porque los conquistadores intentan condiciones que el cacique consideraba humillantes para él y su pueblo.

Recibió a Conopoima, el segundo al mando de Guaicapuro, que traía la alianza con el guerrero, fortaleciendo entonces y durante 7 años la cara este de la gran nación india que Guaicapuro intento establecer. 
Formó parte del ejercito indio que reunió  a Tiuna, Guaicamacuto, Naiguatá...Una terrible derrota la que aquel ejercito de cerca de 4000 soldados tuvo...y entonces, fue apresado, al enfrentarse al capitán Juan de Gámez, a quien hirió en el hombro derecho con su macana.

Al enterarse de su arresto, Diego de Losada, comandante de Gámez, intenta dialogar con Chacao, para convencerle de que deponga las armas y le ayude en la pacificación. Aceptó el pacto... Pero, al ser puesto en libertad, olvido el pacto con el conquistador

Renueva su alianza con Guaicapuro y junto a él, acude a Macarapana, serranía adyacente a la nueva villa (Caracas), donde escucha que un capitán de apellido Cataño, al atacar un bohio que estaba bajo su jurisdicción, había secuestrado a dos niños indios de corta edad.

Inmediatamente, diseña un plan, para rescatar a los pequeños...Unos hombres, un momento...un arma. 
Estudió durante unos días el campamento a atacar. Se fijo en la vertiente (garganta) que atravesaba el campamento y de las vallas que lo protegía. Ubicó bien la cabaña donde estaban los pequeños...

Su obsesión con ayudar a los débiles, no le hizo ver la trampa montada...En el amanecer elegido, Chacao con algunos de sus hombres, lanza un ataque contra el campamento. Cataño, sabiendo por sus espias indios, por donde atacaría el cacique, reforzó sus tropas en la garganta. 
Eso no amilano a Chacao que dividió a su gente y entró al campamento por el sur (en vez del norte por donde le esperaban). Con sus grandes manos, atenazó el cuello del centinela. Poco duró su suplicio. Otros soldados españoles también sintieron el golpe de la macana o de las manos del Cacique.


En medio de la confusión creada, Cataño, decide sacar a los niños de la cabaña, cuando se encuentra de frente con Hércules... Sin mediar palabras, Cataño entrega a los niños y Chacao carga con ellos, para llevarlos a sitio seguro, sintiendo de repente en su espalda algo caliente que la recorre...

Ni aún la carga de los niños, aminoró la marcha de Chacao, que resguardo a los niños fuera del campamento español y los puso al cuidado de uno de sus hombres. Pero el arcabúz había hecho lo suyo. Del agujero que había producido el tiro del arma de Cataño, cuando Chacao le dio la espalda, manaba intensamente la sangre del cacique...
Murió en paz, sabiendo que los pequeños regresaban con su gente.

Algunas referencia indican que fue una lanza la que mató a Chacao, mientras le exigía a Cataño los niños. Otras refieren que fue un soldado español y no Cataño realmente quien hizo el disparo. 

En las que si estan todas de acuerdo, es que hasta el mismo Diego de Losada lloró amargamente la muerte del Cacique, con quien tuvo largas conversaciones. Losada  aprendió el idioma caribe, gracias a Chacao. Y muchas de las palabras caribes que se usan en el castellano (batea, conuco, huracán, jaguar, maíz, colibrí) llegaron a España justamente de esas conversaciones del Conquistador con el Cacique...Y fue valiente escribiendo la historia como fue.

Hasta aquí puedo contar

Las imágenes son de la red

6 comentarios:

Katy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Katy dijo...

Otro de los grandes. Con placer recorro mi memoria en busca de los recuerdos.Y aparece la población con el mismo nombre en dónde anduve muchos años atrás..
Bss

P.D. Me estaban hablando y publiqué si revisar. Ud. Perdone.

La Dame Masquée dijo...

Chacao, Tiuna, Guaicamacuto, Naiguatá, Conopoima, Guaicapuro... demasiado para mí, porque son nombres cuya fonética me es extraña y que no tengo asociados a nada que conozca, y en esos casos mi buena memoria no suele dar los resultados deseables.

Me ha encantado saber que todas esas palabras proceden del idioma caribe. Colibrí, qué bonita palabra!

Feliz tarde, monsieur

Bisous

Mari-Pi-R dijo...

Interesante post el de hoy, por lo visto fue un buen jefe y con buenas cualidades.
Un abrazo

Manuel dijo...

Hola Mis bellas damas:

Gracias por su visita.

Se conoce poco de los caciques venezolanos, muchas veces son leyendas mezcladas con escritos muy escuetos sobre su vida.

Colibrí madame suena muy agradable ;D

Saludos a todas

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

No había oído hablar de este cacique, pero me ha dejado, segúramente a causa de mi propia condición, un sentimiento contradictorio por la ruptura del pacto de pacificación. Interesante relato marqués. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...