Seguidores

Google+ Followers

jueves, 21 de marzo de 2013

Ricardo: Rey de Inglaterra

Henry II pretendía dejar Aquitania a su hijo Juan, por lo que le envía de nuevo al continente en 1189 al mando de su ejercito, para batallar con Richard y el rey francés (Felipe II).

Según algunos historiadores, Juan y Richard, no guerrean esta vez. Un pacto secreto entre los hermanos, al que habría asistido el Rey Felipe de Francia, había sido firmado, para entregarle la corona inglesa a Richard.

Oficialmente, la historia indica que Richard derrotó a Juan en Ballans en julio de 1189, sin embargo, son muchos los que indican que el ejercito inglés estaba mejor apertrechado que el ejercito de Richard...La noche de los tiempos deja este episodio a la imaginación de todos.

La derrota de Juan hace que Henry II, con el consentimiento de Juan, nombra a Richard sucesor del trono. Henry II muere en Chinon  en Julio de 1189. Para la mayoría de los historiadores fue el 6 de julio, en algunos caso dicen que fue a mediados del mismo mes. Casi todos coinciden en que murió de pena, por la derrota en Aquitania, algunos pocos refieren que esa pena se debió al enterarse que Juan y Richard había planeado la derrota del primero...

En todo caso, Richard se convierte en Rey de Inglaterra, Duque de Normandia y Conde de Anjou. Oficialmente fue coronado Rey el 3 de septiembre de 1189.

Richard excluyó de la ceremonia de coronación a los judíos y a las mujeres. Según era por que su coronación era además de Rey, como Cruzado. Algunos historiadores indican que Richard flajeló judíos durante esa ceremonia, pero son meras especulaciones. Los Judíos presentaron regalos al nuevo Rey.

Sin embargo, el rumor de las flagelaciones se extendió por Londres, rumor que se agrandó con la supuesta orden de Richard de su explusión de la ciudad y del país. La masacre estaba servida...Muchos judíos fueron golpeados hasta la muerte y quemados vivos. Las casas fueron saqueadas y algunos fueron bautizados a la fuerza. Uno de los Judíos más prominentes de la época, Jacobo de Orléans fue asesinado. Algunos se refugiaron en la Torre de Londres y otros lograron escapar.

Según Roger de Howeden, en su Regis Ricardi, indica que la revuelta fue iniciada por ciudadanos antisemitas. Richard, apresó a los instigadores y permitió a los judíos conversos a la fuerza, regresar al judaismo. 

Richard, en vispera de salir a la III cruzada, intuyó que los agitadores desestabilizarían el reino, por lo que decidió ejecutarlos y a los nobles que apoyaron la revuelta, desterrarlos.

Distribuyó un edicto real ordenando respeto a los judíos. El edicto no fue puesto en práctica de forma estricta y al año siguiente 1190, durante la primavera, hubo más violencia antisemítica, incluyendo la masacre de York.

Richard se había convertido en "soldado de la Iglesia" (es decir había tomado la cruz) siendo Conde de Poitou en 1187, unos meses antes de la toma de Jerusalén por Saladino. En 1189, Richard convertido en rey, junto al rey francés Felipe, deciden ir a la tercera cruzada junto (básicamente para vigilarse uno al otro).

Richard comenzó los preparativos para partir hacia medio oriente. Gastó la mayor parte del tesoro heredado de Henry II en equipar y reunir el ejercito cruzado. Subió los impuestos y liberó a William I de Escocia de su servilidad a cambio de 10000 marcos. Vendió posiciones oficiales y tierras a cualquier interesado y los que ya habían sido nombrados les forzó a pagar grandes sumas para retener sus puestos (incluso le hizo pagar a su canciller, William de Longchamp). Algunos refieren que Richard, cuando juntaba fondos para las cruzadas, llegó a decir: "Si hubiese encontrado comprador para Londres, lo habría vendido"...

La cruzada partió en el verano de 1190 junto a Felipe Augusto (rey francés) y Federico I Barbarroja, entonces emperador del Sacro Imperio romano germánico. Federico iría por tierra y Richard y Felipe por mar. Antes de partir, Richard intentó dejar atado su reino, nombrando regentes al obispo de Durham, Hugh de Puiset y al Conde de Essex, William de Mandeville, quien al morir, fue reemplazado  por el canciller Longchamp. Juan, su hermano, no estuvo de acuerdo con está decisión desde el principio, por lo que comenzó a intrigar...

El único éxito de la III cruzada, fue la toma de Acre, en julio de 1191. Previamente Richard ocupó Sicilia donde su hermana Juana, reina consorte del rey Guillermo II de Sicilia,había sido prisionera luego de la muerte del rey, coronándose su carcelero Tancredo de Lecce como rey, cuando realmente la heredera era la tía del rey muerto, Constanza de Sicilia, que entonces era la señora del emperador del Sacro Imperio Enrique VI, que había accedido al trono luego de la muerte de Federico en la Cruzada. A su llegada a la isla, Richard demandó la liberación de su hermana. Pero hubó sublevaciones de los sicilianos por la presencia de tropas extranjeras. Así los habitantes de Messina, exigieron la salida de las tropas de la isla.Richard cargó contra la ciudad, aplástando la revuelta. Luego de ocupar Messina, Richard establece su base hasta que negocia con Tancredo, para que libere a Juana y se nombre al sobrino de Richard,  llamado Arturo, hijo de su hermano Godofredo, como sucesor de la corona de Sicilia. Tancredo continuaría como rey, con el reconocimiento de Richard y del rey francés.

Se dice que Richard y Tancredo se intercambiaron regalos con la firma del tratado. El regalo de Richard para Tancredo fue Excalibur, la espada del Rey Arturo. 


La firma del tratado deterioró las relaciones entre Inglaterra y el Sacro Imperio Romano Germánico. Adicionalmente, el hermano de Richard, Juan, se sublevó por que esperaba ser nombrado heredero en Sicilia en lugar de Arturo. Esta revuelta de Juan fue sofocada rápidamente, pero siguieron las intrigas contra Richard.

En su camino hacía medio oriente, Richard también estuvo en Chipre. Al principio llegó para refugiarse del mal tiempo. Sin embargo algunas referencias indican que aquella parada, además de refugiarse de la tormenta fue para deponer a Isaac Comneno, dictador de la isla..


Hasta aquí puedo contar

Las imágenes son de la red

4 comentarios:

◊ dissortat ◊ dijo...

La verdad es que hay que ver con que facilidad Ricardo conquistaba reinos y los cedía a voluntad, Sicilia y Chipre son muestra de ello.

Hay tanto que decir de Ricardo Corazón de León...

Saludos, Manuel.

Diana de Méridor dijo...

Seguramente hubiera vendido Londres y el reino entero, sí, para todo lo que le importaba.

Y al parecer a los Plantagenet no solían gustarles mucho los judíos: otro de ellos, Eduardo I, los expulsó de Inglaterra allá a finales del siglo XIII.

Buenas noches, monsieur

Bisous

Ambar dijo...

Los judios y las mujeres no parece que estaban bien considerados por Ricardo.
Saludos

Katy Sánchez dijo...

Menuda pieza. A veces perseguir los propios ideales le convierte a uno en asesino de masas. Las leyendas siempre tienen algo de verdad.
Bss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...