Seguidores

Google+ Followers

jueves, 18 de abril de 2013

Ricardo Rey de Inglaterra (II)


Richard había partido a la III Cruzada. Ocupó Sicilia y luego enfiló a Chipre...

En mayo de 1191, Richard llega a Chipre, al puerto de Lémesos, ocupando la ciudad. El dictador de la isla Isaac Comneno no pudo defender a la ciudad, por lo que se refugió en Colossi. Richard quisó negociar, pero Comneno se negó, por lo que Richard decidió atacar. El ejercito de Comneno luchó valientemente, pero el ejercito inglés estaba mejor equipado, que además contó con el apoyo de Guido de Lussignan, entonces, Rey de Jerusalén.

Richard ganó para la cruzada una base de apoyo que no quedaba amenazada por los Turcos, como si lo estaba Tiro. Chipre fue gobernada por Ricardo Camville en representación del Rey. Está decisión, le traería a Richard dolores de cabeza.

Richard llega a Acre en junio de 1191. Estaba enfermo de escorbuto para entonces. Entró en la ciudad con el apoyo de Guido, Rey de Jerusalén, que entonces intentaba retener la corona para si, frente a Conrado de Montferrato, quien era su concuñado y que había salvado el reino de Jerusalen de caer en manos musulmanas con la defensa de Tiro en 1187. Conrado era apoyado por el rey francés (Felipe) quien era su primo en segundo grado y por su otro primo Leopoldo V de Austria, que representaba al Sacro Imperio en la cruzada.

Algunas referencias indican que Richard no batalló propiamente en la toma de Acre, sin embargo, la mayoría de los biógrafos coinciden en que a pesar de estar severamente enfermo (escorbuto es lo que se piensa tenía el Rey por los síntomas), si luchó y afanosamente. Según era llevado en camilla, al tiempo que mataba enemigos con una ballesta. Es posible que Richard pelease enfermo, pero no propiamente acostado en una camilla.

Lo cierto del caso es que la enfermedad del rey, no le permitió concluir las negociaciones de rendición con Saladino, siendo Conrado de Montferrato el elegido para concluirlas. Al tiempo de finalizar las negociaciones, se izarón los pendones de los reyes en la ciudad. Debido a la discrepancias en cuanto a la destitución de Comneno en Chipre, Richard decidió que el pendón de Leopoldo V fuese izado al lado de los estandarte inglés y francés, lo cual fue tomado como una afrenta por parte de Leopoldo, que no solo era vasallo del Sacro Imperio, sino además era el representante de más alto rango de las fuerzas imperiales, exigiendo que su pedón fuese izado al lado de los de Richard y Felipe. Los hombres de Richard, derribaron el pendón imperial y lejos de llevarlo a lado de los otros, lo lanzarón al foso de la ciudad. Este acción hizó que Leopoldo dejara inmediatamente la Cruzada.

Pero el asunto de Chipre no terminaría allí. Felipe Augusto, Rey de francia, quería para su reino la mitad de la isla. Aducía que sus tropas habían ayudado en la invasión y que por legítimo derecho, al estar emparentado con Comneno, le correspondía. Al tiempo también exigía la mitad del reino de Jerusalen. Las negociociaciones se estacaban día a día. Richard dilataba con cualquier excusa las conversaciones. Felipe al enterarse de la muerte del Conde de Flandes, que abría el problema de la sucesión flamenca, se retiró de la Cruzada.

Richard de repente, se encontró sin aliados. Aún así siguió adelante en la Cruzada. Hizo prisionero a cerca de 3000 musulmanes a fin de que Saladino cumpliera los términos de la rendición en Acre. Se desplazó al sur de la ciudad y derrotó a Saladino en Arsuf y se fortificaron también en la vecina Ascalón (contruyerón un muro). Intento negociar con Saladino, pero infructuosamente.

Además Richard tenía otro frente: Jerusalen. Guido era rey de Jerusalem por su matrimonio con Sibila de Jerusalen, pero al morir ella y sus hijas, no tuvo más remedio que dejar el trono en favor de Conrado de Montferrato, quien entonces era el esposo de la hermana de Sibila, Isabel. Debido a esto, se realizó una elección entre los Barones de Jerusalen, para decidir el trono. Eligieron a Conrado, para consternación de  Richard. En recompesa, Richard cede el señorío de Chipre a su aliado Guido (casi todos dicen que realmente Guido compró Chipre a Richard). Pero, Conrado no sería coronado rey. 8 días después de la elección de los Barones, Conrado es asesinado cuando regresaba a su casa.  Fueron dos atacantes. Sus guardaespaldas matarón a uno y apresaron el otro, al cual torturarón para que revelara el nombre del autor intelectual del asesinato.

Las bibliografías no se ponen de aucerdo en este punto: Algunas indican que el preso, antes de morir torturado, culpó a Richard de la muerte de Conrado. Otras refieren que nunca dijo nada y una tercera corriente opinan que fue Saladino quien ordenó el asesinato.


La corriente que indica que fue Saladino, se cae, debido a que para el momento del asesinato, Conrado y Saladino se encontraban en negociaciones sobre la extensión del reino de Jerusalen. Es posible que el preso nada dijera...Aunque el que se presentó para consolar y convertirla en su esposa a la reina Isabel de Jerusalen fue Enrique II de Champaña...Sobrino de Richard...

Richard se dió cuenta que sus posiciones y la de Saladino se mantenían en el tiempo y que era muy probable que durara años de esa forma, por que decidió negociar con él el fin del conflicto. En septiembre de 1192, llegan a un acuerdo final por el cual, Richard obtiene una tregua de 3 años, el libre acceso de cristianos a Jerusalen  y la destrucción de las murallas de Ascalón. Emprende el regreso a Inglaterra, con una noticia: Felipe de Francia y su hermano Juan intentan despojarle del trono...


Hasta aquí puedo contar.

Las imágenes son de la red

4 comentarios:

Marcos dijo...

Nos lo haces vivir como en una película. Bravo.

La Dame Masquée dijo...

Nos lo deja usted en lo más interesante, monsieur. Todavía no han terminado las penalidades de Ricardo.
En cuanto a la muerte de Conrado, he ahí uno de esos enigmas de la historia aún por resolver. ¿Quién sería realmente el asesino?

Feliz día, monsieur

Bisous

Ambar dijo...

Como seguidora tuya he decidido nominarte para el premio Liebster Award.Te dejo el enlace para que lo leas.
Saludos

http://www.lamedicinaylacorte.blogspot.com.es/

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Fueron a recuperar Tierra Santa y acaban peleados entre sí. En fin, cuando hay intereses, en este caso reinos y banderas en los que colocarlos siempre surgen conflictos. Interesante las andanzas de Ricardo, cuya vida es interesante de principio a fin. Seguiremos su curso. Un abrazo Manuel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...