Seguidores

Google+ Followers

jueves, 19 de septiembre de 2013

Robin Hood


Quizás la leyenda del medievo inglés más conocida sea la del Rey Arturo. Pero hay otra que le puede rivalizar: Robin Hood.

Mito o realidad, Robin Hood representa al forajido inglés medieval (incluso de cualquier parte de Europa medieval), que según la leyenda era un hombre de gran corazón que vivía escondido en el Bosque de Sherwood y Barnsdale, buen arquero y defensor de los pobres, que luchaba contra el sheriff  de Nottingham y el Principe Juan sin Tierra. He de acotar que en la Inglaterra medieval, se consideraba forajido a todo el que se oponía a los edictos reales.

Pero existió Robin Hood?? Muchos han buscado un personaje histórico que llene las cualidades del personaje...Sin embargo...

La primera referencia de Robin Hood la encontramos en un poema inglés del siglo XIV llamado Piers Plowman. Este es un poema satírico que intentaba denunciar las opresiones que sufrían los labradores (plowmen) ingleses. En el siglo XV, aparecen en algunas narraciones como “caballero”, nombre que que se les daba a los granjeros independientes. Es a finales del mismo siglo XV cuando aparece como Robin de Locksley, Conde de Huntington y comienza a ser situado a finales del siglo XII, cuando Ricardo Corazón de León parte a las cruzadas.

En el siglo XIX, se suma a la historia Maid Marian (Marión o Matilde en algunas adaptaciones), la pareja de Robin Hood.

Si bien las diferentes adaptaciones (o referencias) de Robin Hood, más o menos concuerdan en el relato, todas indican que Robin Hood actuaba en los bosques de Sherwood y Barnsdale. Posiblemente esto se deba a que en el límite entre ambos bosques, discurría la ruta del norte, por donde pasaban comerciantes con destino a Escocia. No era de extrañar que muchos forajidos escogiesen esa ruta para sus fechorías. Algunos historiadores creen que Robin Hood realmente era un apelativo genérico para los bandoleros de entonces.



Son varias las regiones de Inglaterra que revindican haber sido el lugar de nacimiento de Robin Hood. Notthingham es la más conocida. En 2006 arqueólogos de la Universidad de Sheffield, refieren haber encontrado las ruinas de la casa de Robin Hood en el sur de Yorkshire (Notthingham se encuentra al norte del mismo condado). Sin embargo de momento son especulaciones.

Robin no era un nombre infrecuente en la Inglaterra medieval. No era un dimitivo de Roberto (o Robert). En muchos casos, el nombre se encuentra asociado a las hadas de los bosques, por lo que algunos consideran que posiblemente Robin Hood hubiese sido un dios celta (estos también opinan que el Rey Arturo pudo haber sido un dios celta). Pero el detalle estriba en que la tradición celta, si bien si habla de Arturo, nunca nombra a ningún Robin.

El manuscrito Sloane, expuesto en el British Museum, refiere la descripción de un tal Robin de Lockesley, del condado de Yorkshire, que habría nacido en 1160. Lockesley como localidad ya no existe en Inglaterra, aunque hay un pueblo llamado Loxley en Staffordshire (que no limita con Yorkshire).

La historia más real que nos ofrece el nombre de Robin Hood, data de un documento legal de 1226, donde se le califica como fugitivo y que quizás este documento de pie a la leyenda. Es complicado saberlo con exactitud. La tradición cuenta que este Robin Hood fue indultado por el Rey de Inglaterra. No sé sabe cual fue, pero según la misma leyenda fue Ricardo Corazón de León, aunque un escrito medieval cita a dicho rey con el nombre de Eduardo. Eduardo I fue rey de Inglaterra entre 1272 y 1307. El documento está fechado en la época en que es Enrique III el rey de Inglaterra (1216-1272). Fue un indulto postmorten??. Es posible que  Enrique y Eduardo puedan confundirse, en escritos medievales al momento de traducir. Recuerden que entonces la corte inglesa hablaba francés y no inglés. 

Otro detalle: Hay una narración que cuenta un encuentro entre Robin y Eduardo II. El rey quería acabar con los proscritos, por lo que a través del camino del Norte decidió apresarlos. Se encuentra con Robin Hood quien le exige dinero:

-Solo dispongo de 40 libras
-Son suficientes, respondió Robin

Cuando recibe el dinero, Robin se percata del anillo real. Le devuelve 20 libras y hace que sus hombres se arrodillen y presten lealtad al rey. Este hecho, hizo que el rey considerase su indulto.



El asunto es que si nos atenemos a las fechas, Eduardo II es un rey del siglo XIV, por lo que se hubiese encontrado a un Robin muy anciano si nos regimos por la supuesta fecha de nacimiento (1160, es decir tendría más de 130 años).

Pero sucede lo siguiente: Hay registros de la casa de Eduardo II donde se hace figurar los salarios que percibía un Robin Hood desde inicios de 1324 hasta finales de de 1325...

La historia se complica por momentos, puesto que algunos consideran como cierto que Robin Hood trabajó para el rey, pero su independencia hizo que no pudiese ser capaz de ponerse al servicio de nadie, ni siquiera de su rey. Adicionalmente los apellidos Hood, Hod y Hoder eran bastante frecuentes en la Inglaterra medieval, por lo que posiblemente no se trate de la misma persona.

En cuanto a su vida amorosa, siempre ligada a Maid Marian, no hay muchos detalles en los manuscritos medievales, pero si la hay en las referencias literarias del siglo XIX. Marian se une a la banda de Robin luego de que Juan sin Tierra evitase su matrimonio con el mismo Robin, cuando le arrebató a este sus títulos y fortuna. Algunas referencias indican que Juan sin Tierra se enamoró perdidamente Marian, por lo que intentó en muchos casos asesinar a Robin Hood. El regreso de Ricardo de las Cruzadas hace que le devuelvan sus títulos a Robin y se casa con su eterna novia. No se habla de descendencia en ningún relato o narración.


Como se darán cuenta, la historia está ambientada en el siglo XIII, el momento favorito para situar a Robin Hood, sobre todo en los relatos del siglo XIX que son donde aparece Marian. Vuelta a empezar...Maid Marian existió??.

Sea o no real, Robin Hood (y su novia) es un héroe de la fantasia popular, que sigue muy vivo. Su tradición perdurara todavía durante algún tiempo más.

Me gusta mucho la leyenda sobre la muerte de Robin Hood. Según está, luego de dejar el servicio al Rey Eduardo II, Robin volvió a Sherwood para continuar sus aventuras, hasta que herido de muerte, se refugio en el convento de Kirklees (en Yorkshire). Antes de expirar, lanza una flecha por la ventana y pide que sea enterrado donde caiga esa flecha. Hay una lápida cerca del convento donde supuestamente cayó aquella flecha y Robin fue sepultado...


Hasta aquí puedo contar.


Las imágenes son de la red. Excepto la última. Es la foto de un libro de historietas que tengo en casa

7 comentarios:

Marcos dijo...

Desde luego uno de mis héroes preferidos.

Interesantísimo cuanto cuentas.

Katy Sánchez dijo...

De jovencita fue uno s¡de mis ídolos. Es un mito ta vez o si existió fue mitificado, Pero como dices da igual, es bonito pensar que existió.
Toda la leyenda que lo rodea es hermosa, así como sus gestas.
Me encanta que lo hayas traído.
Bss

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

El siglo XIX, con sus escritores románticos, muy dados a la invención y las fantasías medievales han contaminado la historia notablemente en general, pero sea historia o leyenda todo lo relativo a Robin Hood, lo indudable es que forma parte de nuestra cultura occidental.
Un abrazo Manuel.

Ambar dijo...

También las leyendas forman parte de nuestro patrimonio cultural y desde ese punto de vista la existencia de Robin Hood como personaje histórico carece casi de importancia.
Una entrada muy entretenida.
Saludos

Gary Rivera dijo...

Es curioso, a mi de niño me cautivaba mas la imagen de robin Hood que el de Arturo, el otro era el “malo” que hacia cosas buenas el que robaba a los que tenían mucho para darle a los que tenían poco. Recuerdo algunos libros ilustrados y he visto todas las películas al respecto. Siempre me quedo la duda de saber si existe o no, si en realidad era uno o varias personas. Creo que nunca podremos saberlo, pero me vacila el personajes y las historias que se cuentan sobre el!

◊ dissortat ◊ dijo...

Supongo que todos tenemos idealizado a ese personaje real o ficticio de nuestra infancia. De todas maneras si es una leyenda como tantas otras, pero la hacemos "realidad", bienvenida sea, pues nos ha hecho pasar muy buenos ratos.

¡Salud!

La Dame Masquée dijo...

Una de las leyendas más apasionantes, sin duda. Cómo me gustaban de niña las películas de Robin Hood! Bueno, y de no tan niña. Ahum!

Feliz día, monsieur, me alegra estar de vuelta.

Bisous

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...