Seguidores

Google+ Followers

jueves, 17 de mayo de 2012

WALLINGFORD

 
Matilde sigue la guerra desde Oxford. Esta sola desde el inicio del año 1142, puesto que ha enviado a su hermanastro a buscar la ayuda que su esposo Godofredo de Anjou le había quitado desde el año anterior. 


Godofredo le había retirado el apoyo, mientra trata de conquistar Normandía en base a los derecho sucesorales de su esposa (Matilde). Robert se queda a su lado para ayudarle a conseguirlo, hasta que recibe noticias de que Matilde esta  prácticamente aislada en Oxford.
 
Así que decide regresar a Inglaterra junto con su sobrino Enrique para seguir la guerra contra Esteban.
 
La guerra continua con altibajos por ambos bandos. Una victoria interesante de Matilde sobre Esteban fue el sitio de Slough (entonces conocida como Upton), que se debe justamente a su hijo Enrique, que se ha convertido en un  estratega inteligente y de fuerte carácter. 


La villa de Slough estaba fortificada. Un fuerte comando del ejercito de Esteban se mantenía en la Villa (a 45 kilómetros de Londres por el oeste) y formaba parte de una especie de zona de seguridad que Esteban había creado para proteger Londres de las tropas de Matilde. 


En la primavera de 1143, Enrique divide su ejercito en dos. El flanco sur acataría la villa mientras el del norte se mantedría a la expectativa.

Los espías de Esteban le llevan estas noticias, que envía más tropas a la villa, fortalenciendo la entrada oeste...Pero el ataque llego desde el este...Un gran rodeo había dado el verdadero flanco norte del ejercito de Enrique para atacar la retaguardia de la tropas de Esteban.


La Villa cayó en dos días y se mantuvo como importante enclave del ejercito de Matilde durante al menos dos años.

La guerra entra en una especie de letargo durante aquellos años. Enfrentamietos esporádicos y una intensa actividad "diplomática" se produce entonces hasta que en 1147 Robert enfermó.  Unas fiebres intensas y vomitos acaban en pocos días con el hermanastro de Matilde, que muere en Bristol, posiblemente en el verano de 1147. 


Como una curiosidad que ha de repetirse en muchas oportunidades en algunas guerras, uno de sus hijos, Felipe, se unió a Esteban, por lo que padre e hijo se encontraron en bandos contrarios, pero no lucharon cara a cara o al menos no se tiene constancia.  Refieren que Felipe cayó en un enfrentamiento contra su primo Enrique pero son puras especulaciones.


Cansada de la guerra, Matilde decide poner punto final a su participación en la misma en 1148, regresando a Normandía, donde reinaba como duquesa desde 1144 (año en que Godofredo conquista el ducado). Deja a su hijo Enrique el mando del ejercito. Él había llegado a Inglaterra para conquistarla...
 
El gobierno inglés es inseguro y agitado desde entonces Esteban tienen poco carácter, por lo que sus nobles se pelean por la toma de decisiones. Además la débil salud de Esteban se resiente luego de la inesperada muerte de su hijo Eustaquio en 1153, a quien Esteban quería coronar antes de él muriera, pero el Papa había rechazado la idea, e interpuso un interdicto mientras duraba la guerra.


Esteban al final decide firmar la paz.  Aún Esteban tiene una carta por jugar: Su hijo Guillermo de Blois...


En Winchester se reúnen Esteban y Enrique. Poco se sabe de esta reunión, porque los verdaderos temas importantes fueron tratados en privado.  De esta forma se tejen muchas leyendas alrededor de este encuentro. 


Lo que si es seguro es que Enrique sale de ese encuentro (que también se conoce como el tratado de Wallingford) como heredero del trono británico. Algunas teorías refieren que Enrique era hijo biológico de Esteban, y por esto se decidió su acceso al trono, pero esto no puede confirmarse. Otras indican que Guillermo de Blois murió durante el encuentro, por lo que Esteban se decantó por Enrique. Se sabe muy poco sobre este hijo de Esteban (realmente se sabe muy poco de los hijos de Esteban), por lo que son especulaciones. 


Esteban muere en 1154. Con él terminan 20 años de anarquía y guerra. Enrique sube al trono inglés...No todo seran alegrías




Hasta aquí puedo contar




Las imágenes son de la red





2 comentarios:

La Dame Masquée dijo...

Enrique fue afortunado. Se topó con un trono a pesar de que a su madre le había sido negado. La habilidad no suele ser suficiente. Tiene que acompañar la suerte, suerte de tener como rivales a un puñado de débiles por todos lados y de estar en los sitios en el momento oportuno, justo cuando otros mueren, por ejemplo.

Feliz día, monsieur

Bisous

Towanda dijo...

Hola doctorcito, ¿cómo te va?

Esta historia me ha traído a la memoria algo que decía mi abuela y es que "vale más llegar a tiempo que rondar un año", como le pasó a Enrique.

Me gusta mucho pasar por tu casa y, a pesar de que me tomo tiempos de descanso, siempre recuerdo tu forma de contar estas cosas con mucho agrado.

Un abrazo muy grande.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...