Seguidores

Google+ Followers

jueves, 13 de octubre de 2011

Tiuna

El Cacique, atisbaba el horizonte del Valle de los Guayabos (Actual Catia La mar). Junto a Amaipuro y Guaicamacuto, esperaba asaltar el un velero de "invasores" a las orilla de la bahía y evitar el desembarque del "fuego del diablo" (municiones) y soldados.
No sin muchos sacrificios, Tiuna ha reunido bajo su mando, cerca de 4000 indios. Su determinación hizo que los conquistadores blancos, venidos más allá del mar, le pusieran precio a su cabeza. 

Tiuna, el jefe de los ojos pardos y corazón de niño (tenía 18 años cuando inició la guerra contra los españoles), había crecido bajo la atenta mirada del patriarca Catia, mitad caudillo, mitad piache. La autoridad de Catia es reconocida por todo el Teque (territoio) caribe, desde las Filas de Mariches hasta las tierras de Salamanca (Valles del Tuy). Catia escogió entre los hijos de los más habilidosos de sus guerreros: Tiuna, Yoraco, Chicuramay, Caurimare...Todos destacaron, pero Tiuna, que además poseía inmejorables cualidades como administrador e inteligencia, fue superior a su "competencia". El arco lo maneja con singular destreza. Por eso, su flecha y su macana causaban estragos en las huestes conquistadoras.

El ataque al velero, no podía llegar en mejor momento. La moral india estaba en horas bajas, porque los blancos, con su "fuego del diablo", podían destruir a más distancia que las flechas de los caribes. Una y otra vez, los asentamientos caribes eran destruidos por los conquistadores. Había que cortar desde el principio. Y el principio, para Tiuna, era el mar, desde donde llegaban suministros para los conquistadores. 

La noche fue su aliada. Antes del amanecer, una avanzadilla de 100 hombres al mando de Aricabuto (palma de grandes tallos), atacan la cabeza de playa. El desorden y el desasosiego  se impone en el campamento que comandaba Diego García de Paredes.  Las victimas se cuentan por decenas. 
Repuestos de la sorpresa, Los españoles inician el contra ataque  desde los veleros que estan atracados en la bahía. Cañoneaban. Una bala, acababa con 10 o quizás más indios, pero Tiuna había verificado que no podía levantar más allá de cierta altura, por lo que desde los riscos circundantes de la bahía, los indios enviaban sus flechas con fuego...que se desató en el velero pricipal, por lo que el Capitan Gutierrez de La Peña decide retirarse a aguas más profundas.

Tiuna se había preparado para la guerra concientemente. Previó que no solo la estrategia de guerra serviría, sino además una tropa bien alimentada. Por eso decidió aumentar los cultivos de sus tribus (yuca y maíz) y la pesca, que había disminuido por los conquistadores. 
Al tomar el mando, había abundante comida para la tropa. Decidió que agrupar a los diferentes clanes, haría más fácil enfrentarse con los conquistadores, por lo cual reunión a los jefes de las tribus colindantes de su teque: Amaipuro (Ponzoña de abeja), Guaicamacuto (Cesto de espinas), Guaicapuro, Naiguatá. La confederación quedo establecida con mandos según la región donde se luchaba (cada Cacique era el jefe en su teque), para evitar posibles resquebrajamientos de la unión. 

los éxitos del ejercito indio comenzaron a ser más habituales, haciendo interminables los quebraderos de cabeza de los españoles. Se iniciaron conversaciones con aquellos que sin demostrar atributos para dirigir tropas, querían hacerlo. Un indio mercenario vendió sus oficios a los conquistadores...


Tiuna habia decidido que tener un barco, era tener la victora. Se había dispuesto un nuevo ataque, esta vez en el teque de Naiguatá. El sitio conocido como Macarapana. Ya todo estaba dispuesto la noche anterior, para el ataque. El conclave de caciques había terminado y se dispusieron a dormir cada quien en su bohio. Ninguno tenia vigias...Todos eran de confianza...
El mercenario se coló en el bohio. Una daga, forjada en los crisoles toledanos, atraviesa el lado derecho del pecho de Tiuna. Las sombras y el sigilo había sido sus acompañantes. 
El dolor producido por la herida despierta al cacique, que sin amilanarse, se vuelve contra su oponente y le estrangula. Tiuna sabe que su herida es mortal. Entre los estertores de la muerte balbucea: "Solo así podían acabar conmigo"....

La muerte de Tiuna significó practicamente el fin de la guerra contra los consquistadores. La sumisión,  fue resignada y a la vez dolorosa...


Hasta aquí puedo contar
Las imágenes son de la red

6 comentarios:

AƒяođiTส dijo...

Tanto oir hablar del Cacique Tiuna y nunca haber leido su historia, cuantas guerras se han perdido por la avaricia y la poca capacidad de algunos, que incrementa la envidia y el ansia de poder... Como seria la historia una vez conocido un mundo nuevo pero seguir bajo nuestras leyes y nuestros mandos.. quienes seriamos?
Bueno, no se puede recoger la leche derramada, el mundo es como es.. Gracias mi Doc...!!
Besitos..!!!

Juan dijo...

Esta historia me recuerda a la de tantos caudillos que hubieron de ser traicionados para acabar con ellos: se me viene a la cabeza Viriato, el pastor lusitano. Otros lograron evitar las celadas que le urdían los traidores: El Empecinado, por ejemplo.
Interesante entrada porque mucho sabemos de los conquistadores, pero poco de los "conquistados".
Saludos.

Madame Minuet dijo...

Extraordinario relato, monsieur! Se lee con pasión. Me ha resultado de lo más aleccionador, puesto que desconozco esa parte de la historia que usted nos está narrando de modo tan ameno.
Ha sido un especial placer aprender algo más hoy.

Feliz fin de semana

Bisous

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Creo que también yo voy a aprender mucho en este blog. Un interesante relato de la resistencia indígena y del trágico fin de del caudillo Tiuna. Un abrazo marqués.

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Que entrada más interesante. La historia contada por los que fueron conquistados. Desde luego, a algunos solo se les podía quitar de enmedio gracias a la traición de uno de sus propios compatriotas.

Un asesinato que seguramente cambió la historia.
Saludos!

Manuel dijo...

Hola Gente, me agrada que les haya gustado la forma de contar los últimos días de Tiuna.

Son pocos los documentos que hablan sobre la población precolombina, e intentamos recopilar datos.

Ya escribiré sobre otros más. Tiuna es el de mas renombre: Una Plaza, una avenida de Caracas lleva su nombre, incluso un fuerte militar lleva su nombre.

Saludos gente

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...